top of page
Buscar
  • Foto del escritorJavier Jileta

COVID-19 y lecciones pospandemia

La pandemia por COVID-19 marcó un parteaguas sobre cómo funcionan algunos modelos sociales, políticos y económicos que dábamos por sentado. La emergencia reveló las carencias en la prevención, rapidez y versatilidad de los países y organismos locales e internacionales sobre cómo priorizar y afrontar una crisis. Asimismo, también evidenció que, como todas las personas lo fueron, las naciones son igual de vulnerables sin importar su Producto Interno Bruto y alianzas globales.


Hillary Briffa –experta en seguridad nacional en el King’s College London– reflexiona en un artículo reciente sobre cómo los “Estados pequeños” pusieron a prueba su ingenio y creatividad para salir avante durante la pandemia. Esto, al tiempo que los Estados grandes acaparaban los mercados de productos de protección personal y vacunas, y los organismos multilaterales generaban mecanismos, acordes con sus tiempos, para salir adelante.


Si bien siempre se espera que las naciones se adhieran a organismos internacionales para contar con apoyo y asesoría, también es cierto que ninguno de estos se encontraba listo para el nivel de respuesta que se necesitaba en un momento de urgencia. Pequeñas acciones que llevaron a cabo los “Estados pequeños” –entendidos como aquellos con poblaciones de menos de 10 millones de personas– fueron las que las condujeron al éxito en la lucha por contener la crisis.


Conferencias y boletines periódicos, alianzas regionales, acuerdos “minilaterales” con países pares, la reorientación de los negocios a actividades esenciales –incluso el desarrollo de biológicos propios como el caso de Cuba– fueron algunos ejemplos de actividades que naciones como Nueva Zelanda, Finlandia, algunas islas del Caribe, países en África y otras partes del mundo, llevaron a cabo para no quedar eclipsados o esperar hasta que grandes naciones como Estados Unidos, China, o la mayor parte de la Unión Europea, satisficieran sus necesidades.


Al mismo tiempo, los organismos multilaterales trabajaban a una velocidad menor por sus implicaciones y nivel de negociación globales. Bien podría asemejarse al funcionamiento del engranaje de un reloj, en el que las piezas más pequeñas se mueven más rápido, mientras que las de mayor tamaño toman más tiempo en reaccionar.


En conclusión: los estados pequeños pueden responder más rápido a las emergencias y generar sus propias estrategias de atención y prevención a nivel local y regional; lo que al final demuestra una mayor resiliencia. Pueden estar pendientes a cuál será la respuesta mundial o esperar un mandato global de naciones que les indique cómo proceder; sin embargo, están en el entendido de que en términos de cadena de suministros y acceso a apoyos globales y beneficios se encuentran en los últimos eslabones, por lo que priorizar una reacción temprana apoyándose con sus propios recursos o con los de otros países pequeños desemboca en mejores resultados a corto plazo.


Asimismo, una liga regional de estados pequeños puede negociar de manera más equitativa, puesto que están conscientes de sus limitaciones financieras y de recursos humanos, así que sus acuerdos e intercambios pueden llegar a ser más justos o considerados, en comparación a negociar directamente con grandes proveedores privados o países que funcionan como terceros en la negociación; hecho que también repercute en el impacto financiero para atender la pandemia. Esta acción, en un largo plazo, puede disminuir la dependencia que tienen al extranjero.


Las lecciones aprendidas dan muestra de múltiples áreas de oportunidad que organismos multilaterales pueden aprender de naciones pequeñas, justo para llenar estos vacíos que representan un foco rojo de llegarse a presentar otra crisis como esta. A la inversa, también evidencia que pequeños Estados pueden ingeniar mecanismos funcionales para trabajar localmente sin que tengan que esperar por la venia de los grandes mecanismos multilaterales.





1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

La izquierda y el orden

En su última contribución intelectual, Zizek habla de las carencias que tienen las visiones liberales en relación al orden. Mientras que por un lado los libertarios se enfocan en la anarquía y la auto

México 2050 (1)

Durante varios meses he estado trabajando con mi equipo sobre una serie de propuestas para tener el México en el que amo vivir. Brillantes mentes me han acompañado en crear en distintas ramas propuest

Los ritmos de las ciudades

Los espacios urbanos tienen ritmo y tono. Estos espacios son hogar para las aglomeraciones humanas. Son los lugares donde gran parte de nuestra especie reside, donde generamos los recursos para nuestr

bottom of page